lunes 29/11/21

Educación y tolerancia

Artículo escrito por Julio García-Casarrubios

¿Es mucho pedir a los señores diputados del Partido Popular que sean educados? Porque ya tolerancia ni se me ocurre pedírselo; no está a su alcance. Cuando veía el debate sobre presupuestos, pensaba, estos chicos, -perdón señorías-, no cursaron la asignatura de “Educación para la Ciudadanía”, o la cursaron y no la aprobaron, o por enchufe les firmaron el aprobado sin haberla cursado. Pero el espectáculo estaba conseguido. Que difícil resulta siempre a la presidencia, mantener a la bancada, sentaditos y en silencio. Porque salvo actuaciones esporádicas, que las hay en todos los lares, lo habitual es que cuando habla un diputado de derechas hay orden y respeto, pero al revés….ya lo vemos. ¡Madre mía los mineros!

Y esto, ¿a qué se debe? No sé. Yo no cursé los estudios de sociología; “ni nadie me regaló el título”. Pero pienso, que, después de oír a su líder, y subido el ego hasta el límite, los ánimos estaban exaltados y dispuestos a lanzar toda clase de improperios contra el enemigo; sí, sí, enemigo. Un discurso rebosante de adrenalina y vacío de contenido. Un discurso comodín; vale para el debate de los presupuestos, para la sesión de control o la del estado de la nación. La misma retahíla de tópicos siempre.

Da igual. Porque el objetivo no es analizar y criticar los presupuestos, -presupuestos de los que Casado no dijo nada, salvo que son ruinosos para España-; el objetivo no es mostrar y explicar cuáles son los suyos. Sus objetivos van por otros derroteros: desprestigiar a Sánchez y a su Gobierno, alimentar a los suyos, aunque sea con comida de fecha caducada; y sobre todo, no lo olvidemos, todo va encaminado a hacer y provocar un ruido para que el mensaje del adversario no se oiga; como si en el hemiciclo entrara una moto de gran cilindrada, a escape libre, mientras habla la ministra Montero. No les gusta, no interesa que se sepa, les incomoda.

Claro. Es normal. Hay que comprenderlo. Si el Sr. Casado acaba de decir, enarbolando su ímpetu, que la solución es bajar los impuestos como hacen en Europa, no pueden permitir que se oiga a la ministra Montero que España está en el lugar 18 de los 27 países, en nivel impositivo. Sí. En Europa hay 17 países que pagan más impuestos que los españoles; precisamente los que disfrutan de un mayor nivel de bienestar y justicia social. Y todo así. ¿Hablamos de impuestos? Otro día hablaremos. Hoy nos quedamos con pedir más educación, y una pizca de tolerancia.

Educación y tolerancia
Comentarios