sábado. 04.02.2023
Archivo. Guardia Civil
Archivo. Guardia Civil

La Operación Portus Lapidis de la Guardia Civil ha permitido detener a un grupo de personas que practicaba la caza furtiva con nocturnidad en la sierra de Puerto Lápice y Herencia. Una práctica ilegal con grave riesgo para el medio ambiente y la fauna.

Los agentes sorprendieron in fraganti a tres personas cazando de forma furtiva, a los que se les intervino dos carabinas de aire comprimido transformadas en armas de fuego.

Estas armas, catalogadas como prohibidas, tenían acoplados en sus respectivos cañones una prolongación donde era alojado el cartucho de caza. También se intervinieron cartuchos y balines de caza. Estas armas representan un grave peligro para la seguridad ciudadana, debido a su transformación a armas de fuego, con una lesividad similar a una escopeta de cañones recortados y sin estar sujetas a ningún tipo de control administrativo.

La Guardia Civil ha detenido a dos personas por un supuesto delito de tenencia ilícita de armas prohibidas y otro supuesto delito contra la fauna y la flora. Además se investiga a otra persona más, acusada igualmente de un delito contra la fauna y la flora.

Los detenidos, la investigada y las armas intervenidas se pusieron a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº3 de Alcázar de San Juan.

Dos detenidos y una investigada por caza furtiva y tenencia de armas prohibidas
Comentarios