sábado. 13.07.2024

III Plan Estratégico de Igualdad Efectiva: 20.319 millones de euros

Artículo escrito por Ángel Luis Rivas Lado

El pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, fue aprobado por el Gobierno de España el III Plan Estratégico de Igualdad Efectiva entre Hombre y Mujeres, con un presupuesto de 20319 millones de euros y que se pretende desarrollar entre 2022 y 2025. Tres años. 6773 millones de euros por año. En una situación económica como la que padece España, es obvio que semejante partida presupuestaria es un insulto de muy mal gusto a la inteligencia, la moral y el bolsillo de los españoles, que pagan una gigantesca cantidad de impuestos para mantener 23 ministerios de los cuales sobran no menos de 13 y, desde luego, el de Igualdad. A priori y a posteriori, en la teoría y en la práctica, antes de conocer cómo se iban a desempeñar sus supuestas funciones y después de comprobarlo, el Ministerio de Igualdad es una ridiculez tan grande como lo serían los de Libertad, Fraternidad, Verdad, Andares Ridículos y el del Circunloquio (que no era un ministerio, solo un negociado…). Un chiringuito para amiguitas sin oficio pero con beneficio…a cargo del erario. Con sus respectivas proyecciones en las comunidades autónomas (consejerías y similares) y hasta en otras instituciones «menores», como institutos de enseñanza secundaria (para qué hablar de los regímenes de terror que son las universidades y su continua amenaza de cancelación del disidente), convertidos en igual proporción en guarderías infantiles, reformatorios de menores y campos de reeducación maoístas polpotianos. Recientemente ha llegado a algunos de estos una campaña del susodicho ministerio en la cual se incluye el cartel de la imagen. En él, un «papá» amenaza a una «mamá» con un cuchillo o una navaja trapera.

Violencia de género
Violencia de género

Es un dibujo firmado por «Pablo». El lema aclaratorio es perfectamente ambiguo: «En la violencia de género, no hay una sola víctima». O sea, a) hay más de una o b) no hay ninguna. Ya puestos, quien lo haya redactado quizá debería haber escrito  «en la violencia de género, no hay solo una víctima», ya que la intención parece ser la que recoge a). Y se justifica la utilización del dibujo con argumentos «científicos»: «Dibujo real, hecho por un niño de siete años durante una sesión terapéutica». Habría que ver quién ha llevado a cabo esa «sesión terapéutica» y qué entiende por tal. En todo caso, el argumento «científico» es perfectamente insuficiente, por cuanto, como desde Aristóteles se sabe, la ciencia atañe a lo universal y no es verdad que todos los «papás» amenacen a todas las «mamás» con un cuchillo o una navaja trapera. «No, si el cartel pone un ejemplo concreto de un caso en que sí sucedió, el de el papá y la mamá de Pablo…». Exactamente: un ejemplo concreto no universalizable y para el cual se puede aportar más de un contraejemplo. A menos que con el cartel se quiera decir que los «papás», por su propia condición masculina (pero ¿eso sigue existiendo?), es decir, machista, tienen la tendencia natural a amenazar a las «mamás» con un cuchillo o navaja trapera.  Es un insulto más de las sedicentes «feministas» a los padres y, por extensión, a los hombres, la mayoría de los cuales contribuyen con sus impuestos a pagar semejante basura ideológica. Y lo que es peor de todo es que las que ven a sus padres, a sus maridos («papás» de sus hijos) y a sus hijos («papás» de sus nietos) insultados por el cartelito pasan a su lado, lo miran, tuercen el gesto…y no hacen nada. Y después reclaman solidaridad…

Ángel Luis Rivas Lado. Profesor de Filosofía. Papá.

III Plan Estratégico de Igualdad Efectiva: 20.319 millones de euros