martes. 23.07.2024

Se acabó la función

Sí. Tenía razón Feijóo. Más que un debate de investidura, ha dado toda la impresión de que fuera una sesión del “Club de la Comedia”. Es una de las pocas verdades que ha dicho; pero una verdad a medias, como la mayoría de las que dice. Si no dice medias verdades, es porque ha dicho una sonada mentira. Le ha faltado decir que “el actor principal” de la función ha sido él. Él y sus falsedades. Se las estaba contabilizando, y ya había sobrepasado la decena, cuando abandoné la tarea. Por cierto, se pueden contrastar con enorme facilidad: en otros medios, el los datos del INE, o hasta en Eurostat.

Que el número de pobres, desde que gobierna Pedro Sánchez, ha aumentado en más de medio millón de personas. ¡Como podrá decir eso! El índice de pobreza en ese periodo ha pasado en España, del 27.8 % al 26 %. Ha disminuido pues un 1,8 %, que traducido en cifras reales supone más de 870.000 pobres menos. En otro momento de su discurso de investidura dice que es el PSOE el que congela los salarios. Pues mire Vd.: Cuando gobernó Rajoy los salarios subieron 94 euros en 7 años; con Pedro Sánchez y Yolanda Díaz han subido 344 en cuatro años.

No voy a seguir. Choca frontalmente con su conclusión de “soy un presidente de fiar”. Aunque las falsedades son intolerables, considero de más trascendencia su estrategia de haber aceptado la propuesta del Rey, sabiendo que no tenía posibilidad alguna. Lo ha hecho solo y exclusivamente para salir fortalecido ante los suyos, y evitar así, una salida como la de Casado. Ha vendido, -para quienes quieran comprarlo- que no es presidente porque tiene la dignidad de no aceptar las contraprestaciones que le han pedido. Falso. No ha encontrado los apoyos que ha buscado por estar coaligado con la ultraderecha. ¡Diga una verdad!

Ya se ha bajado el telón, pero la comedia continúa; y va a continuar con mucha más crispación, más ruido, y más confrontación. Si han acosado a Pedro Sánchez, como lo han acosado, sin haber hablado, sin haber sido propuesto como candidato, sin haber pactado nada, sin someterse a investidura… Cómo va a ser la etapa que nos espera a partir de que el Rey lo proponga como candidato a la investidura. ¿Va a tener Feijóo, su partido, y sus amigos pregoneros, la misma discreción que ha mostrado el Gobierno en funciones, mientras ha durado el largo e inútil proceso de la investidura fallida?

http://juliocasarrubios.blogspot.com

Se acabó la función