martes. 23.04.2024
Maniobra de Heimlich
Maniobra de Heimlich

Mientras el pasado miércoles se encontraban las patrullas de la localidad de Almadén y SEPRONA prestando servicio en las inmediaciones del municipio fueron requeridos por los clientes de un restaurante para asistir a una mujer que estaba sufriendo un atragantamiento.

Al entrar en el establecimiento, los agentes se encontraron con una mujer que presentaba evidentes síntomas de asfixia al tener las vías aéreas obstruidas por algún trozo de comida. Presentaba coloración morada en la piel, ya que aunque realizaba grandes esfuerzos no podía respirar.

Los agentes acudieron inmediatamente a realizarle la maniobra de Heimlich a la mujer, mientras que a su vez llamaron al 112 para solicitar la presencia de los servicios sanitarios. Tras varios intentos llevados a cabo por dos de los agentes se consiguió finalmente que la mujer expulsara el alimento que le impedía la respiración.

Al entrevistarse los agentes con la mujer, ella les refirió que se encontraba totalmente recuperada, aunque se trasladaría al centro de salud para que la reconociera un facultativo médico, mostrando de forma reiterada su agradecimiento a los Guardias Civiles por su acción que le salvó la vida.

La Guardia Civil evita que una mujer muera por atragantamiento