domingo. 14.04.2024
FOTO ROBERTO MUÑOZ
FOTO ROBERTO MUÑOZ

Tal y como estaba anunciado, el pasado sábado en la tarde noche se celebró el denominado Vía Matris o Via Matris Dolorosae, que siguiendo el modelo del Viacrucis, en este caso se centró en los Siete dolores de María, ya que fue portada la imagen de la Virgen de la Soledad, cotitular de la hermandad del Santo Sepulcro

La salida se efectuó, al igual que la llegada, desde la parroquia de la Asunción de Nuestra Señora, y estuvo organizada por la hermandad del Santo Sepulcro y Nuestra Señora de la Soledad, en colaboración con la citada parroquia y la supervisión de la Agrupación de hermandades en el que fue su segundo acto cuaresmal.

Participaron todas las hermandades de pasión de Valdepeñas, con sus correspondientes estandartes corporativos, y representación de sus juntas rectoras portando cetros.

A lo largo del recorrido, varios componentes de la hermandad del Santo Sepulcro pusieron voz a los siete dolores, junto a las lecturas de introducción que ofrecieron el cura párroco, Enrique Galán Ruedas y el vicario, Ángel Francisco Rivas Fernández.

Los textos aportados al “Vía Matris”, fueron de los evangelios de San Lucas, San Mateo y San Juan.

Una nutrida presencia de algo más de un centenar de personas acompañó solemnemente a esta imagen de la Virgen de la Soledad, que desde el año 2014 se venera en la capilla penitencial de la parroquia de la Asunción.

Se trata de una dolorosa que el afamado imaginero José Planes Peñalver realizó para esta hermandad en la década de los años 40 del pasado siglo, cuando se reorganizó por el trágico episodio de la guerra civil.

FOTO MANUEL ALVAREZ
FOTO MANUEL ALVAREZ

La imagen de La Soledad del Sepulcro salió a la calle en la "Vía Matris"