domingo. 14.04.2024

El Partido Popular de Valdepeñas celebró ayer un homenaje por el 25 aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco. Un acto que tuvo lugar a las 20:30 en el parque Amapola y en el que recordaba al concejal asesinado por ETA en 1997.

Un acto-homenaje en el que estuvieron presentes la presidenta del PP en Valdepeñas, Cándida Tercero, el presidente del Partido Popular provincial, Miguel Ángel Valverde, y dos víctimas de ETA.

Tercero abría el acto recordando cómo se vivió aquel 12 de julio hace 25 años. “No podemos olvidar a Miguel Ángel Blanco y lo que supuso en ese momento para todos los españoles e incluso para nuestra ciudad que yo me acuerdo de manifestarme también en la calle”, comentaba la portavoz del PP.

En su turno de palabra, el líder provincial por el PP volvía a hacer alusión a la figura del concejal, la cual considera que “un símbolo de la sociedad española contra ese rostro inhumano que algunas veces tienen los hombres”, y recalcaba la importancia de recordarlo así cada día y año.  

Tras la aportación política, se daba paso a dos víctimas que acudieron al acto para hablar sobre sus vivencias en relación con ETA. Según relataba Ramón Perona, “sufrí un atentado terrorista en el 86 cuando estaba destinado en el grupo antiterrorista, hubo tres compañeros que perdieron la vida”. Un suceso y amigos que recuerda cada día desde entonces. Francisco Ruiz Sánchez también contaba su experiencia: recibió 12 balas de plomo en el País Vasco, aunque afortunadamente está vivo para contarlo.

Tras este acto, hoy continuaban los homenajes a las víctimas en el Ayuntamiento y el Partido Popular ha convocado una rueda de prensa en la que no solo recordaban al exconcejal asesinado, también han hablado sobre la nueva ley que se aprobará mañana acusando que esta norma es un blanqueamiento a la memoria de las víctimas del terrorismo.  

La portavoz del Partido Popular en Valdepeñas estaba acompañada en esta ocasión por el diputado por el PP en las Cortes de Castilla-La Mancha, Miguel Ángel Rodríguez, quien ha señalado que esta ley cumple los deseos de un grupo en concreto. “Querer hacer que la transición llegue hacia el año 83 es un revisionismo histórico viene a cumplir los deseos de los herederos políticos de ETA”, manifestaba el político.

Y es que mañana se votará en Congreso esta Ley de Memoria Democrática con nueva modificación: la creación de una comisión técnica cuyo cometido sea elaborar un estudio sobre la violencia que se produjo desde la promulgación de la Constitución en 1978 hasta 1983. Una disposición adicional a la ley que surge tras el acuerdo entre PSOE, Unidas Podemos, Bildu y Más País. Y desde el PP critican la participación de Bildu en la norma, aunque afirma no ser los únicos.

El miércoles pasado García-Page manifestaba públicamente que la presencia de Bildu en esta ley no era del todo su agrado y Rodríguez ha pedido coherencia entre sus palabras y actos: “Si tanto le molesta… a favor de esta ley” “Si tanto le molesta esa ley, sus diputados y sus senadores en Madrid los que están nombrados por Castilla- La Mancha, no voten a favor de esta ley”.

El PP homenajea a Miguel Ángel Blanco y muestra su descontento con la Ley de Memoria...