lunes. 24.06.2024
Mercedes Gómez, consejera de Desarrollo Sostenible
Mercedes Gómez, consejera de Desarrollo Sostenible

Castilla-La Mancha ha iniciado este domingo 8 de octubre una nueva temporada hábil de caza mayor y menor. Entre las principales novedades, los cazadores se van a encontrar con la eliminación de los cupos de jabalí en toda la región, medidas para reducir la sobreabundancia de especies como ciervo, gamo o corzo en las provincias de Cuenca y Guadalajara, y de cabra montés, en la provincia de Albacete.

Además, se va a permitir una batida de gestión adicional a las cacerías colectivas programadas en los planes de ordenación y se va a prohibir en la presente campaña el uso de visores térmicos en la caza de liebres.

Al inicio de esta nueva temporada se ha referido la consejera de Desarrollo Sostenible, Mercedes Gómez, resaltando la importancia que tiene la actividad cinegética en la región en el desarrollo socioeconómico de las áreas rurales de Castilla-La Mancha; “el sector moviliza cerca de 600 millones de euros y crea unos 14.000 puestos de trabajo”, ha resaltado.

Respecto a la orden de vedas, “consensuada con el sector cinegético, al igual que hemos hecho con otras decisiones importantes como el reglamento regional de Caza”, ha destacado Gómez, el Gobierno regional ha informado que recoge que el período de caza menor se mantendrá desde este domingo 8 de octubre hasta el 8 de febrero, mientras que, para la caza mayor, el período se va a prolongar unos días más, hasta el 21 de ese mismo mes.

Además, la consejera ha recordado la importancia de realizar una actividad cinegética sostenible, responsable y respetuosa, ya que juega un papel fundamental en la prevención de enfermedades de la fauna silvestre, en el control de los excesos de población de algunas especies, en la conservación de la biodiversidad y en la salud del entorno.

Aumenta a nueve el número de cotos sociales

Por último, la consejera ha puesto en valor el impulso que está dando el Ejecutivo de García-Page a la caza social. En este sentido ha destacado la recuperación paulatina a lo largo de estos últimos años de los cotos sociales, “más de 13.000 hectáreas de terrenos cinegéticos que facilitan el acceso a la caza de toda la población, -ha dicho-, una iniciativa a la que hemos unido la gratuidad de las licencias en nuestra comunidad para todos aquellos vecinos y vecinas empadronados en nuestra región”.

Esta nueva temporada, Castilla-La Mancha, que tiene 150.000 licencias de caza vigentes, contará con un nuevo coto social, el coto social de Riofrío en Ciudad Real, por lo que el número ya se sitúa en nueve.

En Toledo hay dos: en Sevilleja de la Jara y Puerto San Vicente (Cañadillas y Solanillas); en Ciudad Real hay 3: en Anchuras (El Gallego,Valdegracia y Caparroso); otro en Almuradiel y el Viso del Marqués (Peñasnegrillas); y el nuevo en Puebla de Don Rodrigo (Riofrio); y dos en Albacete: en Ayna y Molinicos (Cuarto Alarcon), y en San Pedro (Oriñuela).

Castilla-La Mancha iniciada la temporada hábil de caza mayor y menor en Castilla-La Mancha